martes, 17 de mayo de 2022

EL MONSTRUO DEL CDAN

Capítulo II
 Me equivoqué en mi entrada " QUAERERE ARTIS" del 29 de diciembre de 2021 cuando afirmé haber resuelto el misterio del monstruo del estaque del museo oscense del CDAN, no fueron pececitos los que crearon extraños remolinos de agua, fue solo una casualidad que encontrara los minúsculos cadáveres de aquella foto.
 Sigo sin saber el origen de los remolinos. Aunque el vídeo es oscuro, podía ver el agua hasta el fondo y no había nada que pudiera crearlos.
 Evidentemente no es un sumidero, porque cambian constantemente de sitio y giran siempre en el sentido contrario al que giran las aguas en el hemisferio norte de este planeta. 
 Si alguien puede ayudarme a desvelar el misterio le estaré muy agradecida.

miércoles, 11 de mayo de 2022

PUERTA ABIERTA

Asomada a mi interior
me agarro al paso del tiempo
intento retenerlo obviando
que el calor va empujando
una inquieta primavera
florecida hace ya largo.

sábado, 23 de abril de 2022

GRANIZO INSTANTÁNEO

Así suena el granizo de San Jorge desde mi interior acristalado.

lunes, 18 de abril de 2022

LABERINTO DE ACEQUIAS

Abundante es el cauce de este corto río que, desde la alberca de Cortés, llega hasta mi barrio sin otro nombre que el de acequia.

Fue este surtidor del estanque de los patos el que despertó mi curiosidad ayer.
En mi paseo vespertino había elegido la ermita de San Jorge como destino, porque recordaba de otros años, que por esta época de vísperas lucía hermosa como vestida de gala esperando su festividad.
Fue una desilusión. Por incomprensible escusa de pandemia, ya han llegado a inutilizar a lo bestia la única fuente por la que todavía manaba agua, la de la entrada junto al Palacio de deportes.
La tristeza del árido pinar me hizo darme la vuelta de inmediato y encaminar mis pasos hacia el parque Miguel Servet.
El bramido de fuerza de agua al pasar junto al estanque me llevó a buscar el origen y descubrir este surtidor que no recordaba haber visto nunca antes y menos con semejante bravura leonina. Inevitable curiosidad. ¿De dónde venía tanta agua?
Descubrí que llegaba por la acequia que discurre a lo largo del pinar de la entrada de la calle de San Jorge, esquiva el remanso del estanque salvo ese surtidor, y continúa parque abajo hasta desaparecer, sin destino conocido, por el surtidor junto a la calle Vicente campo.
El color del agua me recordó la acequia que había recorrido la tarde anterior. No podía ser casualidad la idéntica fuerza del cauce. De siempre había visto que el agua de esa acequia va a parar a la que recorre longitudinalmente el parque del Isuela y desaparece supongo que hasta juntarse en algún enclave con el río, uniendo definitivamente sus cursos.
Estaba ya cansada, pero no podía ignorar mis ganas de seguir esa aventura de saber, así que dirigí mis pasos hacia el puente de San Miguel. Al llegar vi que no bajaba por la acequia tanto cauce como es habitual, al menos los miércoles cuando la acequia trae desde la presa de la alberca de Cortés el agua que riega las huertas de esa zona de la ciudad. 
Pensé que sería por las actuales obras de restauración del puente. Acierto, porque entonces también descubrí que todo el cauce del río ha sido desviado y que debe de haber un intrincado laberinto de acequias, que discurre oculto a nuestra vista por debajo de las calles de una gran parte de nuestra ciudad. 

jueves, 14 de abril de 2022

EFEMÉRIDES REPUBLICANA

Le preguntaron a Mahatma Gandhi: Maestro, ¿Cuál es el camino para la paz? Y él respondió: No hay camino para la paz, la paz es el camino.
Busca un destino y empieza a andar,
que no hay camino para la paz.
Curiosa nuestra civilización que celebra la paz como combate la guerra: diana, pasacalles, disparo de cohetes y bombas reales.
Sigue el camino de la paz,
que la paz es el camino.
¡Qué el resplandor de la bomba no se confunda en tu mirada con el amanecer!. En la guerra nadie gana, todos somos perdedores.
No te desvíes de tu camino,
que la paz es tu destino.
Sodoma, Gomorra, Hiroshima, Nagasaki, aniquilador modelo ese dios de la biblia, que él empezó primero.
Rememorando a Machado
Caminante, no hay camino, 
hacia la paz se hace camino al andar.
Y cuando la vida no es justa, ¿Quién decide que es justa la paz? Demasiados idiomas hablamos para reivindicar una sola Paz.   

miércoles, 13 de abril de 2022

TESORO

Tengo un tesoro en mi biblioteca. Se trata de un ejemplar fechado el 8 de Junio de 1936, primera edición de esta editorial de la novela que narra con rigor histórico el motín de la Bounty.
Es un tomo que huele a rancio de papel amarillento áspero de estantería pública recorrida por el índice de ratones de biblioteca.
Se que ha perdido valor porque las tapas ya no son las originales. Con el paso del tiempo las tapas se iban despegando y colgaban de mala manera y mi hermano sin comentármelo siquiera lo llevó a que lo encuadernaran de nuevo. Me fastidia, pero no se lo reprocho, hoy hubiera reaccionado de otra manera, pero entonces seguramente hubiera hecho lo mismo. 
Es un libro hermoso con sobrias ilustraciones que retratan el ambiente de a bordo. El vocabulario marinero identificando cargos, labores y partes del barco, era tan desconocido para mi en forma y significado que dificultaba la lectura tanto como la abundancia de palabras en otros idiomas y los nombres geográficos de tantos lugares lejanos y misteriosos para una niña de apenas once años recién cumplidos, habitante de una pequeña capital de provincias de la España de aquel entonces, pero su lectura embriagaba mi emoción con nuevos sentimientos y ansias de aventuras más allá de las que ofrecían las habituales lecturas para niños. 
Sí todavía permanece en mis manos este libro no es porque lo robara, fueron circunstancias propias del miedo de una niña tímida las que me llevaron a quedármelo, y es una historia triste.
Finalizaba el mes de Junio y las vacaciones habían llegado antes a mi curso de ingreso a enseñanza secundaria que las de mi hermano todavía alumno de primaria que asistía a clases solo matinales. Mi prima casi hermana me propuso un paseo para ir a buscarlo a su escuela y volver juntos a casa a la hora de comer. Al cruzar el Coso, la calle principal de mi ciudad, seguí a mi prima sin prestar mi propia atención, y la mala suerte provocó que entre la poca circulación de la época, una moto no acertara a frenar ni a esquivarme, y me atropelló.
No voy a describir las heridas sufridas, solo comentaré que me mantuvieron unos diez días de reposo en casa. Fue cuando pude levantarme de la cama y poder salir de casa, que me di cuenta de que el plazo de devolver el libro a la Biblioteca Infantil Blancanieves, de la que era habitual usuaria, se había pasado. El miedo al castigo me impedía devolverlo con fuerza que superaba al deseo de poder cambiarlo por otro que calmara mi adicción a la lectura.
Afortunadamente no pasó mucho tiempo antes de que los planes municipales trasladaran la sede de la biblioteca al torreón izquierdo del Casino anexionándola a la sede de la biblioteca pública para adultos. Con mucho miedo me acerqué con las manos vacías al nuevo enclave para darme de alta esperando que no guardaran mi nombre en una lista de "morosos". 
Tuve suerte y un nuevo carnet me volvió a ofrecer filas de estantes llenos de libros a mi alcance.  

UN DÍA CUALQUIERA

15 de Febrero.- Absurdo olvido me ha confundido al creer que sería gustoso un paseo de mañana temprana por la vía verde, el cierzo helado en la cara no ha tardado en desengañarme.
He cambiado de dirección buscando el abrigo del pinar del cerro de San Jorge, cuando un autobús completamente vacío se ha detenido a mi izquierda ofreciéndome una puerta abierta.
Parecía el inicio de una película de terror, pero el sol radiaba y el conductor me miraba como si necesitara que le diera sentido a su jornada laboral, así que he subido dándole los buenos días para ver dónde me llevaba.
Bonito paseo turístico personal que me ha llevado de un tirón hasta el Centro Cívico Santiago Escartín pasando por el Palacio de Congresos.
El aviso horario de la parada me cerciora de que el bus va con adelanto y que me esperan seis minutos en ralentí, así que en cuanto ha subido una chica, que entre todos los asientos a su disposición ha elegido el de a mi lado de pasillo saludándome los buenos días, he supuesto que era mi relevo y me he apeado dándole las gracias al conductor, que me ha devuelto el saludo de voz y gesto de mano alzada mirándome fijamente pensando yo qué se.
Parque de encuentro, parque de la Universidad y, mientras grabo el abundante chorro de agua del surtidor del estanque, me doy divertida cuenta de que cabía la posibilidad de que me diera tiempo a subirme de nuevo al autobús en la plaza de Santo Domingo y sorprender de nuevo al conductor para darle una anécdota en la qué pensar hoy y quizás contar al llegar a casa.
La plaza está en obras y no acierto a ver la señal de parada provisional. Poco importa, estoy de muy buen humor, me apetece caminar Coso arriba de vuelta a casa y provocar encuentros que efectivamente han sucedido.
La vida es siempre una aventura para el que sabe vivirla.

martes, 8 de marzo de 2022

PAN Y ROSAS

¿Quién ha mutilado el día? No entiendo por qué el 8 de Marzo ha pasado a ser sólo el día de la mujer y ha dejado de ser el día en que las mujeres reivindican el derecho a un trabajo digno, en igualdad de horario y salario que los hombres. Menos trato de condescendencia y más respeto es lo que necesitamos las mujeres, solo así tiene sentido la conmemoración de "El día internacional de la mujer trabajadora", que nunca fue un fecha de celebración de nuestra circunstancia femenina, sino de lucha que no deberá finalizar hasta que todas y cada una de las mujeres de la tierra tengan derecho a pan y rosas.

domingo, 6 de marzo de 2022

HUERTO SOLAR

La actual reforma del supermercado que llevaba casi dos décadas siendo mi comodidad de frigorífico abierto casi todo el día, me ha causado molestias. Ese egoísmo de primer mundo que no tengo que buscarme la vida y que tengo un muy fácil día a día, y de pronto me desconcierta el hecho de que durante dos meses voy a tener que desplazarme unos minutos y buscar otro supermercado dónde abastecer mi despensa. Miseria comparable a tantas que han estado viviendo otras personas durante la pandemia, por restricciones de hostelería que le perjudicaban el tomarse el café de media mañana o la caña de la tarde en el bar de siempre, por ejemplo. Naderías.
Se que este supermercado ya no va a ser el que era, y que cambios hechos para optimizar el servicio desde su punto de vista me restan privilegios, me queda patente que han suprimido el doble acceso para clientes anulando la puerta que yo utilizaba y tendré que caminar media vuelta al recinto para entrar. Molestias que olvidaré en cuanto asimile las nuevas rutinas de mi a diario sin importancia. 
Ninguno de estos sentimientos es comparable a la considerable alegría que le ha dado a mi conciencia ecológica al importante tamaño del huerto de energía solar que la reforma ha plantado en el tejado. No solo por lo que veo, sino también por lo que deduzco. Veo los huecos sin cultivo solar, debidos seguramente a que son zonas de tejado que el sol apenas alcanza porque se trata de un edificio de planta baja rodeado de altas torres de viviendas. Es entonces cuando mi memoria exalta mi imaginación porque son varias calles y avenidas de tejados planos en edificios de muchas plantas ofreciendo su suelo al sol. Serían hectáreas de cultivo de energía para una ciudad que presume de sostenible, y esta imagen privada vale más que mil palabras.
Recuerdo que hace unas tres décadas el Ayuntamiento o quizás la DPH ofrecieron préstamos a muy bajo interés y largo periodo de devolución para que los edificios de la ciudad arreglaran sus fachadas, medida que dio fruto a que fuera emergiendo la belleza de muchas casas que permanecían ocultas en la cochambre y el desconchado, y los paseos por la ciudad fueron mucho más placenteros. 
¿Acaso no se podría hacer algo parecido en este asunto?
Yo personalmente sugeriré al Ayuntamiento esta propuesta a la que podría destinar parte del presupuesto (no gastado en pasadas y por gastar en próximas) Fiestas Laurentinas, para que nuestros tejados enciendan el mayor número posible de "parrillas" solares en honor al Santo Patrón de la ciudad.  
No me engaño, una mujer mayor y sola no es nadie para esta sociedad de consumo y excusa fácil, pero otros llegarán a las mismas conclusiones que yo, si no lo han hecho ya, y las verdades innegables acabarán por hacerse respetar.

lunes, 28 de febrero de 2022

AGUA

Agua que no llueve,
nada riega,
nadie bebe,
nada lava,
nadie nada.
Rumor de agua contenida ornamental

miércoles, 23 de febrero de 2022

CÁBALAS

Los que tuvieran que datar la fecha de ayer según el calendario Gregoriano, que si no es mundial mucho menos universal, se darían cuenta de que la cifra resultante 22-02-2022 era capicúa y seguro que de gran interés cabalístico. No en vano una circunstancia idéntica a la actual no volverá a producirse hasta el 30-03-3003 fecha tan lejana que si bien nada es imposible en esta vida según el Matusalén de la biblia, es improbable que podamos disfrutarla los que vivimos la fecha de ayer. Tiempo al tiempo, de momento tendremos que conformarnos con la no tan improbable circunstancia de que algunos de los que hemos podido fechar dos años capicúas, 1991 y 2002, podamos fechar un tercero, 2112.
La superstición está presente en nuestra vida, porque forma parte de la educación recibida de nuestros mayores, del refranero, de los prejuicios, de la cultura popular.  

lunes, 21 de febrero de 2022

EL ÁRBOL DE LA CIENCIA

  La Ciencia nace de la observación del entorno, de la naturaleza, partiendo desde el yo más inmediato hacia el Universo. Toda observación para llegar a ser conocimiento implica una reflexión, una deducción lógica, el razonamiento, por lo que concluimos que el pensamiento es el primer gran logro propiamente humano, y este no existiría sin la estructuración del lenguaje, que pasa a ser el principal instrumento de la madre Ciencia, la que recoge y estudia los procesos cognitivos, la ciencia pura, la Filosofía.

Cada científico tiende a colocar la ciencia en la que es experto como la más importante y a partir de allí clasifica el resto. En mi pretensión de ser lo más objetiva que sepa, necesito matizar que cuando hablo de filosofía no me refiero a la historia teórica de las distintas corrientes filosóficas, mis conocimientos a este respecto son elementales. Yo me refiero a la ciencia técnica que nos enseña a pensar, que nos habla de la importancia de observar, analizar, deducir, sacar conclusiones, debatir, evaluar ... 

Mi clasificación del árbol de la ciencia empieza por unas buenas raíces, ambos códigos, lenguaje de letras y números que absorben y asimilan los elementos necesarios para nutrir el tronco de la Filosofía, por el que circula la savia de la sabiduría en forma de procesos cognitivos que permiten desarrollar tantas ramas científicas como necesidades de conocimiento genere la naturaleza (antropología, astronomía, filología, física, geología, ingeniería, matemáticas, medicina, psicología, química, sociología, y un largo etcétera), ramas que obtienen logros, hojas que comparten vida, floración que da su fruto.  

domingo, 20 de febrero de 2022

ATARDECER EN LA TOSCANA MONFLORENTINA

Aparqué a un lado el tazón de Lambrusco que cargaba durante el corto paseo vespertino hasta la ermita de Los Dolores en la localidad oscense de Monflorite.

Habíamos llegado a nuestro destino y procedía la fotografía a las ruinas del ábside trebolado, único resto que queda de lo que en su día debió de ser, si no una gran mansión de Dios, por lo menos un coqueto bungalow de vacaciones, más que cerca andando del acogedor huerto que una pareja de amigos cultiva con vistas a la Sierra de Gratal. 

De las 12 personas que se dieron el banquete de escalivada, langostinos a una parrilla que también asó un surtido de chuletas de cordero y longaniza, solo dos amigas acompañaron en el paseo a mi sombra de gigante, que provisionalmente sin dientes, se conformó sin el más mínimo pesar con paladear más que masticar un par de sustanciosos sándwiches de aguacate y crema de salmón. No os extrañe que os cuente el menú porque se trataba de una de esas fiestas culinarias a las que yo acudo sobre todo por disfrutar la añorada compañía de amigos con quienes ser yo misma, y como no achisparme lo justo con porros y alcohol.

Durante todo el trayecto de ida, habíamos contemplado una imagen muy distinta de las ruinas, como de cara y cruz de una misma moneda. La belleza de las piedras, de la luz, del paisaje, me habían llevado a valorar correctamente el que muchas personas en sus vacaciones buscan como destino de excursión, pero que sin embargo no se molestan en caminar diez minutos para verlo porque tendemos a no valorar lo que está a nuestro lado, lo cercano. Incluso alzar la mirada le cuesta al alma que no es capaz de admitir el valor de una vista.

Distinta era la situación de la amiga que me escuchaba, porque los trabajos agrícolas la llevan muy a menudo a su huerto, pisaba tierra habitual, pero estoy segura de que entendió mi admiración cuando le pregunté:

- Si vieras esta escena en una película de paseo de amigas por la Toscana, ¿Te la creerías?

viernes, 18 de febrero de 2022

SIETE LLAVES

Cuando vi este busto en la Plaza de Santa Engracia de Zaragoza le hice una foto porque me hizo mucha gracia el parecido que guardaba con el personaje de tebeo Don Pantuflo Zapatilla. 
Una vez que me he demostrado que tenía razón voy a hablar de este señor con el respeto que se merece frente al vergonzoso panorama político actual.
Joaquín Costa, ochocentista altoaragonés reconocido historiador, economista, trabajó como notario y abogado. Fracasado político republicano de tendencias socialistas que nunca fue elegido diputado. Fue el principal representante del REGENERACIONISMO.
Corriente intelectual que comparte época y origen con la corriente literaria conocida como "Generación del 98", surgidas ambas desde el pesimismo nacional ante la decadencia de España tras la anulación del imperio de ultramar  por las pérdidas de Cuba, Filipinas, Puerto Rico y la isla de Guam.
Con su lema "Escuela, despensa y siete llaves al sepulcro del Cid", Joaquín Costa y los regeneracionistas pretenden llevar a España al nivel de desarrollo europeo acabando con el caciquismo, los latifundios, la corrupción política, el analfabetismo y la miseria del pueblo.

FINAL INFELIZ DE UN AMOR MUY ESPECIAL

Dibujo de Dánae Sesé Franco

Érase una vez una falsa amiga que un día, en contra de mi voluntad, abandonó una cobaya en mi casa. Yo la llamé "Browny" y le di una jaula abierta donde cobijarse.
Mi periquito "Titín", que también habitaba una jaula abierta en mi salón, se enamoró de ella. Cada tarde iba a visitarla, y le hacía la corte a pesar de la indiferencia con la que lo trataba el roedor.
Pasaron un par de años de relación hasta que Browny murió y Titín tardó muy pocos días en seguirla. Mi hija era todavía una niña, pero las dos sabemos que el periquito se murió de tristeza de amor.
¡Cuántos tiempo tardé yo en olvidar la mirada de la cobaya, siempre pendiente de mí!  

lunes, 14 de febrero de 2022

ELEMENTO EN CONTRA

Ayer tarde, después de semanas de sequía, en cuanto las primeras gotas de lluvia mojaron el suelo de mi terraza, me calcé las botas de agua, que tanto me gustan, recién compradas en las rebajas más por fe que por necesidad. Por fin iba a estrenarlas.
Sin embargo cuando pisé la acera de la calle, no solo ya estaba seca, sino que se veían claros de cielo entre las nubes, no iba a llover.
Recordé una anécdota infantil que permaneció en mi memoria porque a mi madre le hacía gracia y la contó el número de veces suficiente para que yo no la olvidara.
Apenas tendría cuatro o cinco años cuando los Reyes Magos me trajeron de regalo un paraguas pequeñito. Que ilusión me hizo la primera mañana que mi madre me vino a buscar al colegio trayendo el paraguas, parecía que iba a llover. 
El cielo estaba muy nublado, mañana gris oscura, sin embargo el camino de vuelta avanzaba y yo seguía cargando inútilmente ese paraguas infantil cerrado. Llegadas a la plaza de la catedral ya a pocos metros de casa, asumí la evidencia de que no llovería así que, sin pensármelo dos veces y sin abrirlo siquiera, introduje en la fuente de la moreneta mi paraguas hasta la empuñadura. ¿De qué sirve un juguete si no puedes jugar con él? Con un paraguas lo que se hace es mojarlo.
Ayer tardé pensé que ante la similitud de las circunstancias le debía un homenaje a la niña que guardo dentro, me acerqué al río para estrenar de remojo mi juguete de bonitas botas de agua de las rebajas de enero.

domingo, 13 de febrero de 2022

TRAMPANTOJO

 Recuerdo un Sábado de principios del año 2003. Que más dan las circunstancias que me llevaron allí, lo que importa es que, durante aquel invierno, habité un piso compartido y mi dormitorio de estudiante no tenía ventanas. Era luminoso, la pared frontal era una puerta-ventana orientada al norte por la que se salía a una pequeña terraza que miraba al Coso Alto y al casco antiguo de la ciudad desde su altura sin obstáculos, pero sus paredes laterales de color blanco desnudo estaban tas tristes y vacías como mis secretos sentimientos.

Recuerdo un Sábado de principios del año 2003, cuando a media tarde sentí, por primera vez en mi vida, un deseo irrefrenable de pintar. Deseo imperioso que me costó esfuerzo calmar, porque tenía a mi disposición pinturas pero no pinceles que pudiera usar. Después de desechar ideas absurdas que incluyeron cortarme un mechón de pelo para fabricar uno, comprendí que era mejor aprovechar el paseo con mi perro Fred para ir a buscar uno donde sabía que lo podía encontrar, y esperar del día siguiente que volviera la luz natural.

Recuerdo un Domingo de principios del año 2003 durante el que, a modo de trampantojo naif, abrí una ventana en mi dormitorio a un ocaso que cada tarde pudiera mirar.  

Pocos días pasaron antes de que decidiera que la otra pared también necesitaba una ventana.
Esta vez la elegí sin cristales, abierta la mirada a una marina de luna llena. Sonríe mi vanidad al recordar que, a pesar de mi poca experiencia pictórica, decidí utilizar en este mural solo el color azul y aprovechar el blanco de la pared. 
Al final mi carácter juguetón me llevó a añadirle al azul una gota de amarillo que le diera un apenas perceptible verdor oscuro a la marihuana, y a este verde una pincelada de rojo para la madera de la barca.
La propietaria del piso me comentó, semanas después de que yo abandonara este cuarto, que la casa se había vuelto a pintar, pero que mis ventanas se habían quedado. Nunca más las he vuelto a ver, solo conservo de ellas estas viejas fotos descoloridas.
Dos años más tarde cuando mi hija, Dánae, me enseñó a usar el Adobe Photoshop hice una versión digitalizada de mis ventanas, que son las que fueron vistas en una exposición. Hoy las presento comparadas. La dificultad de la pintura mural era que no cabía posibilidad de errores, fue trabajo de a primera y única mano. La dificultad del dibujo digital fue trabajar sin herramientas, y manejar el ratón a pulso no es nada fácil. 

viernes, 11 de febrero de 2022

LAS DOS CULTURAS

 La Ley General de Educación de 1970 implantó El Bachillerato Unificado Polivalente, que fue empujando al olvido curso tras curso al anterior Bachillerato Superior. Sin embargo, y aunque incluso el B.U.P. ha sido sustituido por el siguiente sistema educativo, nuestra cultura generacional sigue anclada en la arcaica y obsoleta dicotomía que divide sin sentido el conocimiento entre las Ciencias y las Letras. Separación que delimitó el currículo educativo tras el régimen medieval del "Trívium et Quadrivium"

- Tres vías que te llevan al conocimiento de la Verdad: Gramática, Dialéctica y Retórica. Es decir el arte de la palabra: hablar bien, discurrir, debatir.

- Cuatro vías que te llevan al conocimiento de la Naturaleza: Aritmética, Geometría, Astronomía, Música. Es decir el arte gráfico: números, ángulos, órbitas, ritmos.

 Menor error hubiera sido nombrar la diferencia curricular como letras y cifras, atendiendo al predomino de estudio de los dos primeros códigos de comunicación que el ser humano creó: Las palabras y los números. 

 Respecto a la creencia popular que le da mayor importancia a los estudios de números que de letras, recordemos que los romanos solo tenían letras y todavía prevalecen importantes obras de arquitectura e ingeniería. Los griegos no utilizaban el concepto matemático comodín de operaciones, el O, y sin embargo formulas y teoremas básicos de su antigüedad  siguen vigentes en la actualidad.

Los barcos ya flotaban cuando Arquímedes según la leyenda gritó "Eureka", y son las palabras las que permanecen invariables en su famoso teorema, mientras que los números representan la individualidad de cada caso. 

¿Qué código prevalece además de ser indispensable? ¿Podríamos sustituir las letras por números? 

El lenguaje informático lo hace a diario a través del código numeral binario de 0 y 1 que sirve para representar y procesar textos, imágenes, o vídeos. Claro que este lenguaje solo le sirve al hombre para comunicarse con la máquina, la computadora. 

Sería muy difícil la sustitución de letras por números para comunicarse entre seres humanos, porque en nuestro idioma por ejemplo usamos 27 letras y solo 10 dígitos, de hecho actualmente esta sustitución solo forma parte en algún aspecto de la criptografía y mensajes cifrados, cuya finalidad precisamente es la de evitar la comunicación generalizada. Sin embargo podemos escribir "dos más dos igual a cuatro" y seguimos entendiendo un mensaje, que con números o con letras siempre se lee y se dice igual, porque lo que llamamos números no dejan de ser palabras.

Concluyendo, las matemáticas son la taquigrafía del lenguaje numeral y sígnico de cálculos y operaciones.

martes, 8 de febrero de 2022

CIENCIA

Fuente, del latín "fons, fontis": Principio, fundamento u origen de algo.
Las fuentes son las herramientas de información que utilizamos para acercarnos al conocimiento, a la ciencia.
Beber en buenas fuentes: Recibir conocimientos dignos de crédito.
Según la Real Academia Española de la Lengua, Ciencia es el conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales con capacidad predictiva y comprobables experimentalmente. 
Refranes y paremias han determinado la clave del saber científico que podríamos reflejar en dos de los personajes más famosos de la literatura Universal, Don Quijote y Sancho Panza:
"La experiencia es la madre de la ciencia". Al escudero, aunque nunca lo dijo, podríamos atribuir este pensamiento popular que da a entender que a lo largo de la vida vamos acumulando sabiduría.
"La paciencia es la madre de la ciencia" podemos leer de boca de Don Quijote, aquel al que la precipitación del razonamiento de lo observado lo llevó a tantas desgracias.
Por mi condición peripatética, así soy yo, y puesto que mis paseos solitarios o acompañados suelen llevarme más a la reflexión cabizbaja que a la observación, deduzco que la comunicación también es la madre de la ciencia como cúmulo de la sabiduría de toda la humanidad.

lunes, 7 de febrero de 2022

MATERNIDAD

Amaneció tu vida muy temprano.
Antes que la luz del alba,
tú ya estabas aquí.

domingo, 6 de febrero de 2022

MUJERES

Ayer fue el día de Santa Águeda, día que no celebro como mujer porque hace décadas que sé que todos los días son míos.
En aquella época de llegada masiva de la mujer a la Universidad, la igualdad de género estaba ya asumida en mi entorno inmediato de familia y amistad.
Era época revolucionaria en aspectos sociales, políticos y laborales, que descubrió el significado de la palabra reivindicación.
No parece que hayamos avanzado mucho desde entonces, sigo sin poder generalizar la realidad equitativa de mi círculo de amistad.
Es verdad que se ven bastantes padres compartiendo papeles domésticos, pero no parecen muchos si recuerdo las tareas ya compartidas entonces, y a mi amigo Andrés, ahora abuelo, modelo de madre abnegada.
Desde mi jaula-morada me asomo a mis ventanas Led y me resulta muy contradictorio este mundo, en el que hay menos mujeres luchando por erradicar la mutilación física y mental de sus congéneres, que aprendiendo a bailar "perreo", representando en sus canciones y su danza rituales de subordinación y sometimiento al macho.
Se que en todas las generaciones hay mujeres revolucionarias, no me engaño, es una pena que tengan que perder tanto tiempo al tener que dirigirse a todos, todas, todes, tod@s.
Vergonzoso

lunes, 24 de enero de 2022

WEEKEND WALKS

Este collage de collages demuestra un fin de semana muy andarín. Comenzaré a contarlo de izquierda a derecha y de arriba a abajo:

1- Recuerdo una antigua costumbre que llevaba a gran parte de la población de Huesca a pasar en Zaragoza los días de San Vicente, cuando coincidían en fecha laboral, para aprovechar la festividad oscense en compras de rebajas. No ha sido este el motivo que me ha llevado con mis hermanos a la capital aragonesa, sino celebrar con pelín de retraso el cumpleaños de mi prima tan cercana como hermana. Tampoco hemos ido de compras, sino que hemos aprovechado la compañía de cicerone residente por décadas en la urbe para volver a visitar los lugares turísticos conocidos y descubrir alguno nuevo.

2- No he hecho muchas fotos del recorrido, me apetecía más contemplar, pero tenía un empeño, que he podido satisfacer, de fotografiar una escultura ecuestre que ilustrara un proyecto personal, y en toda mi ciudad no hay estatuas a caballo, solo una mula con carga bélica y sin jinete que no me servía para mi plan.
He optado por fotografía este conjunto escultural que se llama "Saludo Olímpico". Son dos figuras a caballo expuestas por mi en doble ángulo y tituladas por su autor Pablo Gargallo, atleta clásico el de arriba y moderno el de abajo.

3- No fue mi intención que ayer domingo mi paseo en busca del calor del sol me llevara caminando por la calle Zaragoza hasta que se me acabó la ciudad. Ha sido un juego involuntario de pasos al azar que me detuvieron en el número 11 de esa calle, y luego continuar. Me gusta esta fachada que demuestra que no cuesta tanto esfuerzo ni dinero construir bonito. Detalles art decó decorando los miradores acristalados, un mínimo toque sutil junto a ventanas anodinas y tienes un edificio modernista que creo pasa desapercibido en la ciudad. 

4- Al lado de los juzgados me sorprendió una parroquia de reciente construcción, la de San Francisco. Humilde edificio como el Santo que le da nombre, que sin embargo encaja perfectamente con los chalets adosados a su frente que no engañan con sus cubos de ladrillos calidad de vida de hogar. De nuevo sencillas muestras de arte en la campana que suena de verdad, el vía crucis y el Jesucristo, vuelven coqueto el lugar.

NOTA: Por fin he descubierto por qué una atea como yo había visitado tantas iglesias últimamente, es por la pandemia. Si no quiero visitar bares o restaurantes, los museos y las casas de Dios son las únicas puertas abiertas que me voy a encontrar, la puerta del arte de interior, y ahora ya no paseo con perros que me eviten poder entrar.   

sábado, 22 de enero de 2022

PARA SAN VICENTE, PATATA CALIENTE

Si hay una cuesta que represente en mi opinión al mes de enero oscense es la Costanilla Lastanosa. Ya que a media altura y en dirección a ningún sitio la cruza una sobria galería, a la que solo se asoma un Santo.
Vicente de nombre, diácono de profesión y mártir de fallecimiento al igual que su contemporáneo colega Lorenzo, a quien por alcanzar mayor renombre e importancia de cargo en su época, se le conmemora con más fiesta y jolgorio como patrón mayor de esta urbe.
Sentido tiene que en las fiestas Laurentinas, al ser de celebración estival, el martirio de hoguera se recree solamente con una parilla gigante que se cubre con las flores que van llevando los fieles en procesión.
San Vicente es un patrón menor de la ciudad y su conmemoración se reduce a festividad de día y medio con actos entre los cuales si se enciende una hoguera. Podría ser por el frío, pero va a ser que no.
Cuando yo era niña era una lectora empedernida que devoraba toda lectura a mi alcance. La biblioteca de la que me surtía, a falta de más libros familiares, era la de la parroquieta anexa a la Catedral, y en una ocasión el párroco harto de mi y sin tener ya que ofrecerme, me prestó el primer tomo del Santoral Católico, que incluía los meses de Enero y Febrero. Cuando se lo devolví dirigió mis pasos hacia la biblioteca provincial infantil "Blancanieves" de la que aún guardo el carnet, seguramente porque con buen juicio decidió que ese santoral lleno de muertes atroces por martirio no era lectura apropiada para una niña de mi edad. No guardo traumas de aquello, al fin y al cabo a los protagonistas de los cuentos de hadas no les iba mucho mejor. Pero bueno, a lo que iba.
Según la tradición oscense, el martirio de San Vicente es poco concreto. Dicen que lo ataron a una piedra de molino y lo tiraron al mar. Entonces ¿de qué murió? ¿ahogado? ¡Pues vaya martirio light!. Yo recordaba de mis lecturas una parrilla para él también, así que me he documentado. 
Sí que lo ataron a una piedra que giraba, en concreto se llamaba catasta, donde le hicieron mucho mucho daño. También lo arrimaron a las ascuas como a las patatas que se comen en su honor, pero el que tenga morbo de conocer mas detalles, que se documente como yo, que para describir asesinatos ya está la televisión.

viernes, 21 de enero de 2022

REFLEJO DE INEXISTENTE TORRE

Me gusta la mirada del objetivo de mi móvil que refleja lo que yo quiero ver, y aún a veces me sorprende.
Me gustan los tejados extraños, las torres singulares, los detalles delicados, los miradores absurdos. Me gusta mirar al cielo en busca de lo que esconde el a pie de calle.
No recuerdo cómo era el antiguo edificio del aeroclub, pero ya le gustaría a mi fotografía mostrar toda la belleza del edificio sustituto. 
Yo solo quería plasmar esta torre que me llevó a mirar al cielo

jueves, 20 de enero de 2022

BAJANDO LA CUESTA

 

Cuesta en tres tramos que une le Calle del Desengaño con la Plaza de la Universidad a la altura del Seminario. Yo la miro cuesta abajo que me resulta más descansado que subirla.

Cuando era niña era un espacio rústico sin asfaltar ni ajardinar. Mi hermano solía jugar allí con su amigo José Antonio, construían casitas con palos, piedras y tierra. Alguna vez que me había quedado sola en la plaza me dejaron ir con ellos. 

Eran otros juegos, más sucios, pero divertidos. 

viernes, 14 de enero de 2022

HORIZONTE AZUL

Alejarse un poco es ampliar horizontes. Toda mi sierra familiar cabe en una foto

lunes, 10 de enero de 2022

LA CUESTA DE ENERO

Se me hacen muy cuesta arriba todas las obligaciones arbitrariamente impuestas, te ha tocado porque sí siempre conllevará una negativa por mi parte, aunque a veces me ocasioné que esa autoridad innegable en algunos casos me procure trabajos más laboriosos incluso farragosos, pero necesito que quede claro que lo hago a disgusto porque me obligan y que no estoy de acuerdo con esa decisión. Lo más curioso es que ese mismo trabajo si saliera de mi voluntad, que no de una imposición, lo llevaría a cabo con diligencia, disciplina y sin quejas, aunque fuera igual de inútil y pesado.

Creo que a todo ser humano nos cuesta hacer lo que no nos apetece, en mi caso hasta lo que me apetece, o quiero hacer, me dará pereza, aunque probablemente cuando lo empiece lo terminaré lo mejor que pueda o sepa.

Si me pides ayuda para llevar a cabo una labor, lo haré, pero esperaré que me demuestres sin exagerar tu satisfacción y agradecimiento, que se note que te ha servido de algo mi ayuda, porque yo nunca dejaré de alabar y agradecer la tuya.

Por otra parte, advierto que no soy de fiar, si me comprometo a algo y luego me doy cuenta de que me he equivocado al analizar mis posibilidades, dejaré de hacerlo sin el menor remordimiento pero a tiempo de evitar desastres propios o ajenos.

No dejaré en la estacada, porque nunca olvidaré a quien me dejó a mí, no por rencor, pero si por desconfianza, desengaño o desamor.   

Nunca me perdonaré el daño que te hice, aunque fuera sin querer. 

Cuando menos me lo espero me duele ferozmente el desconsuelo de no haber estado allí.

miércoles, 5 de enero de 2022

JANO

Jano, de la mitología solo romana, es el dios de las puertas, de los principios y finales. Es por este motivo que su nombre denomina al primer mes del año, del latín Ianuarius que en español fue derivando Janeiro, Janero, Enero.

A Jano se le representa con una cabeza de dos caras laterales, que a mi me hacen pensar que si solo ve el principio y el fin, nunca ve lo que sucede entre medio, como si estuviera castigado a ver el pasado y el futuro, pero no el presente.

Creo que todos a veces somos o hemos sido Jano, como en estos tiempos de pandemia en que no tenemos posibilidad total de determinar nuestra voluntad presente, así que vivimos recordando lo que hemos perdido y planeando ese futuro de libertad, que ya tarda en llegar.

Para crear una ilustración propia del concepto de esta reflexión, utilicé el perfil de Miguel Servet tomando una fotografía de la estatua situada en su memoria a la entrada principal del parque oscense que lleva su nombre. 

Disfruto el científico regalo otorgado por su imagen en este collage ya que he intentado, porque no era este mi resultado esperado, pero no he podido evitar obtener un claro ejemplo del fenómeno psicológico pareidolia, visual o auditiva, que nos lleva a percibir formas concretas donde no las hay, Normalmente caras, rumor de voces, música ... 

Como ejemplo de pareidolia visual en mi fotografía se puede ver mirando al frente lo que a mi me parece un busto "alienígena", ¿Sera un juego mental por nuestro actual presente que parece una mala película de ciencia ficción?. 

Como ejemplo de pareidolia auditiva me remito a un apunte del 26 de Mayo de 2010 que testimonia este fenómeno:

"No tengo arreglo. Me hacen una resonancia magnética y me dan unos cascos para que no me moleste el ruido. Sin embargo, algunos cortes son música tecno buena. ¡Temazo! Subidón y ataque de risa reprimido".

sábado, 1 de enero de 2022

BRINDIS

Porque muchos ratos me siento prisionera circunstancial, brindo para que este año desaparezcan los barrotes de mi jaula, de mi vida, de la vuestra.